¿Cómo era el pardeño del siglo XIX?

De complexión robusta y en extremo saludable. Así describe al pardeño de finales del siglo XIX el libro ‘Real Sitio de El Pardo. Crónica de los pueblos de la provincia de Madrid’, de Manuel Ayala y Raya.

En el capítulo ‘Carácter, usos y costumbres’, el autor habla de los mayores y jóvenes que habitaban en el entonces pueblo. Así, de los primeros señala su aguante y vivacidad. “Llama justamente la atención el ver ancianos de setenta y cuatro a setenta y seis años, que por su estado excelente de agilidad y resistencia parecen jóvenes, pues dan sus largos paseos sin fatiga y resistiendo las inclemencias del tiempo, así como sus trabajos del campo sin molestia alguna”.

En cuanto a los niños, el escritor  indica que los de 10 y 12 años “en la temporada de otoño e invierno se pasan todo el día en el campo acompañando a cazadores, y muchas veces cargados con piezas de caza en cantidad que constituyen un peso superior a sus fuerzas y edad, y regresar a la noche a sus hogares tranquilamente”.

Para enterarte de todo lo que pasa referente a El Pardo cada día sigue a ElPardo.net en Facebook y Twitter: 

El Pardo Real Sitio


También te podría gustar...