Los perros de la Guardia Civil, adiestrados en El Pardo

El Servicio Cinológico de la Guardia Civil está ubicado en El Pardo. Allí es donde se adiestran los perros policías del cuerpo desde 1982, año de su fundación. Hasta entonces, este trabajo corría a cargo de la Escuela de Adiestramiento de Perros Policía de la Guardia Civil, creada en 1951. En aquel centro sólo se preparaba a los perros D.A.R. (de defensa, acompañamiento y rastreo), que se empleaban en la búsqueda de personas y contra delincuentes. La necesidad de contar con canes especializados en otros trabajos, como la detección de explosivos y drogas, hizo que a mediados de los 70 varios miembros de la guardia civil se formaran en Estados Unidos. Iniciativa que resultó ser el germen del actual Servicio Cinológico de la Guardia Civil. “A partir de entonces todo fue una innovación total. Empezamos a trabajar por esa línea porque en España teníamos la amenaza de ETA y era necesario implantar en todas las Comandancias de España este servicio”, explica el Brigada Molina, uno de los dos guardias que asistió al curso en EE.UU.

En el Servicio Cinológico de la Guardia Civil se adiestran perros detectores de drogas, explosivos y dinero; de seguridad y rescate (conocidos como perros S.Y.R) y expertos en situaciones de catástrofes y avalanchas.  Respecto a la especialidad de detección de drogas, incluye a los canes detectores de tabaco rubio, de alimentos de riesgo, de cebos envenenados y a los localizadores de  iniciadores de incendios, así como a los denominados pasivos.

El número de perros que se adiestran en el Servicio Cinológico de El Pardo oscila entre los 150 y 180 al año. Hay pastores alemanes, belgas y cocker, entre otras razas. “En principio, cualquier raza vale. Obviamente, un mastin de los Pirineos no puede trabajar en catástrofes o un siberiano, en drogas porque no le gusta jugar. El perro policía por excelencia es el pastor alemán; primero porque vale para todo y segundo por su gran adaptabilidad que tiene a la persona y al terreno. El cocker es un gran detector de drogas porque es un perro egoísta que, además, por su tamaño, se sube sin problemas a un camión o entra en un maletero”, explica el Brigada Molina.

¿Cómo se adiestra a un perro policía?

Los perros se empiezan a adiestrar con un año de edad. Antes, hay una fase que se llama ‘de inicio’ en la que se les sociabiliza. La mayoría de los canes pasan esta etapa con un civil. “Contamos con la colaboración de personas que se los llevan a casa. La finalidad es que se adapten a ruidos y situaciones que se dan en la vida diaria. Al año tienen que devolvérnoslo”, señala el Brigada Molina. Antes de comenzar la fase de adiestramiento, se clasifica y evalúa cada perro con la finalidad de derivarle a una especialidad u otra. A partir de ahí, el trabajo lo realizan con un guardia. Juntos comienzan la fase de adiestramiento, que dura seis meses; dos se emplean para aprender lo básico y los otros cuatro están dedicados a la especialidad.

El adiestramiento de los perros detectores se centra en la asociación de olores. Se les inicia con seudos, sobre todo de cocaína y heroína, ya que al principio existe el riesgo de que muerdan lo localizado. El guía tiene que conseguir que un juguete sea lo más importante para el perro y es en él donde se va a impregnar el olor. En definitiva, la labor del perro es encontrar su juego. Cuando lo localizan se sientan, arañan… depende de si es detector de drogas, explosivos o si es de catástrofes.  Como subraya el Brigada Molina, “el adiestramiento es saber cómo, repetición, paciencia, elogio y corrección”.

¿Dónde prestan servicio?

Concluido el adiestramiento, el guía y su perro piden destino.  Actualmente, los perros detectores de droga y de explosivos se encuentran en todas las Comandancias de la Guardia Civil, ya que son las especialidades principales. En las cabeceras de zona están los perros S.Y.R.  Respecto a los avalancha, están en su destino de montaña y los catástrofes, en el Servicio Cinológico de El Pardo. “Son los que buscan personas sepultadas bajo los escombros. Tanto los perros como los guías desarrollan un trabajo precioso cuya culminación del éxito se produce cuando se encuentra a alguien”, subraya el Brigada Molina quien dirigió este grupo durante 15 años.

Desde Alemania, Hungría o Bélgica

La mayoría de los perros policía que se adiestran en el Servicio Cinológico de El Pardo provienen de Alemania, Hungría, Holanda y Bélgica. Sólo una pequeña parte pertenecen a las dos o tres camadas que se crían allí al año. “Con ellos no cubrimos y tenemos que hacer tres compras anuales en el extranjero. Hay que tener en cuenta que hay que ir renovando continuamente. Aquí adiestramos a más de 100 perros pero en España prestan servicio más de 600”, concluye el Brigada.

El campeón nacional de explosivos, entrenado en El Pardo

Kyro, campeón nacional de explosivos.

Todos los años se celebra el Campeonato Nacional Militar de Adiestradores de Perros, en el que participan canes de la Guardia Civil, Ejército y Guardia Real. Los perros policía de la Guardia Civil siempre tienen una excelente participación. El último campeonato se celebró en noviembre de 2011 en El Pardo y uno de los perros adiestrados allí, Kyro, se proclamó campeón de explosivos.

Noticias relacionadas:

El ministro del Interior viene a El Pardo para conocer la Escuela de Adiestramiento de Perros de la Guardia Civil (febrero 2016)

Se celebra en El Pardo el XXVIII Campeonato Nacional Militar de Adiestradores de Perros (2015)

La Guardia Civil recrea un terremoto en El Pardo (2014)

Se celebra en El Pardo el Campeonato Nacional Militar de Adiestradores de Perros (2012)

Los perros policías de El Pardo, en Telemadrid (2012)

Para enterarte de todo lo que pasa referente a El Pardo cada día sigue a ElPardo.net en Facebook y Twitter: 

El Pardo Real Sitio


También te podría gustar...