“Nuestra moto más antigua tiene 93 años”, hermanos Zamora

Los hermanos pardeños Julián y Manuel Zamora García llevan 50 años encima de una moto. Su afición por las más antiguas les ha llevado a asistir a concentraciones en todos los rincones de España. Tienen una Dollar de 1919 y una de las pocas Ariel que existen en el mundo.

 –          ¿Qué edad teníais cuando tuvisteis vuestra primera moto?

Manuel: Yo tenía 10 años y Julián, 14. Montábamos la misma, una Mobilette.

–          ¿Cuándo comienza vuestra afición por las motos antiguas?

Julián: Desde que tenemos 15 ó 16 años, llevamos toda la vida; unos 50 años. Es sólo afición, nuestra profesión no tiene nada que ver con ello. Yo soy técnico en electrónica y Manuel, empleado de Telefónica. Comenzamos yendo al rally de El Escorial, que se celebraba una vez al año. Participábamos en las excursiones. Desde entonces, hemos recorrido toda España.

–          ¿Cuál es la moto más antigua que tenéis?

J: Una Dollar de 1919 con faro de carburo que funciona perfectamente. Antes íbamos con ella a las concentraciones pero ahora no, porque la tenemos sin matricular. Hace años íbamos escoltados por la Guardia Civil en las excursiones pequeñas y era posible.

–          ¿Con cuál vais a las concentraciones?

J: Con una DKV de 1929 y una Ariel del año 38. Ésta es única, perteneció a la primera guardia de Franco.

–          ¿Cómo llegó a vuestras manos?

M: La adquirimos en una subasta en 1958. Me dijeron que si la matriculaba, me la podía quedar. En el 69 conseguí los papeles y lo hice.

–          ¿En qué consiste una concentración de motos antiguas?

J: Es una reunión. Normalmente lo organizan los pueblos en sus fiestas. Los aficionados vamos a hacer recorridos que pueden durar una semana, pueden ser de 900 kilómetros. Pero, en general, se celebran sábados y domingos.

–          ¿Cuál es la concentración más antigua de España?

M: La de El Escorial, pero ya no se celebra, y Benicassim.

–          ¿ Y la más grande?

J:  En Santander. Vienen alemanes, franceses, italianos… y se juntan unas 700 motos. Para esta concentración se piden motos anteriores al año 1975. En el resto se exige que tengan más de 25 años de antigüedad.

–          ¿Qué premios se otorgan?

J: A la moto más antigua, al participante ‘más lejano’, al más mayor, al más joven, a la mujer…

–          ¿Habéis recibido alguno vosotros?

M: Sí,  a la moto más antigua, a la regularidad…

¿Cuántas concentraciones se celebran a lo largo del año?

J y M: Muchas. Nosotros vamos a unas 25. Ahora hay mucha afición en la zona de Ciudad Real y se organizan unas 12. Allí las excursiones se hacen a 50km/h., esta velocidad es la que más nos gusta porque nos da tiempo a disfrutar. Muchas veces los trayectos se organizan para promocionar los pueblos.

¿Hay que pagar para ir a estas reuniones de motos antiguas?

J y M: Sí, pero no es costoso, unos 15 euros. Este año vamos a pagar 500€ para ir a Ibiza, con esta cantidad tenemos pagado el barco, excursiones, comidas, hotel…

¿Ha decaído la afición por la moto antigua en España?

J: No, está subiendo muchísimo.

–          ¿Es complicado mantener una moto de estas características hoy en día?

M: Para nosotros no porque lo hacemos todo. A la gente que las lleva a algún taller les resulta costoso.

–          ¿Cuál es la moto que habéis tenido que más os ha gustado?

J y M: La Ariel. Es una moto única en España. Hemos hablado con el club de Ariel de Inglaterra y nos han dicho que tienen sólo cinco, la nuestra no la conocían.

 

También te podría gustar...