El origen de la Romería de San Eugenio

La leyenda que alimenta la historia de la Romería de San Eugenio está fechada en un 15 de noviembre del siglo XVII (concretamente en 1642), durante el reinado de Felipe IV. Ese día el monarca  se perdió en el Monte de El Pardo mientras perseguía un jabalí y cuando buscaba el camino de regreso vio a un hombre robar bellotas. Éste le explicó que lo hacía por necesidad ante las precarias condiciones en las que vivía su familia. Sin saber que hablaba con el rey, le habló de la ambición del conde duque de Olivares, origen de sus males.

Tras escucharle, Felipe IV le dio unas monedas, le dejó marchar y decidió que todos los 15 de noviembre los madrileños recogieran bellotas en el Monte de El Pardo. Con el paso del tiempo, aquel privilegio real se convirtió en una fiesta popular.

    

 

El Relicario (José Padilla): Puedes escuchar la canción pinchando aquí.

El día de San Eugenio 
yendo hacia el Pardo le conocí, 
era el torero de más tronío 
y el más castizo de to’ Madrid. 

Iba en calesa 
pidiendo guerra 
y yo al mirarle 
me estremecí. 

Y él al notarlo, saltó del coche
y muy garboso vino hacia mí. 
Tiro la capa con gesto altivo 
y descubriéndose me dijo así: 

Pisa morena, pisa con garbo 
que un relicario 
que un relicario me voy hacer.
Con el trocito de mi capote 
que haya pisado 
que haya pisado tan lindo pie.

Un lunes abrileño el toreaba 
y a verle fui.
Nunca lo hiciera que aquella tarde 
¡Qué sentimiento, Creí morir! 

Al dar un lance, 
cayo en la arena, 
se sintió herido,
miró hacia mí. 

Y un relicario saco del pecho 
que yo enseguida reconocí. 
Cuando el torero caía inerte 
en su delirio decía así: 

Pisa morena, pisa con garbo 
que un relicario 
que un relicario me voy hacer.
Con el trocito de mi capote 
que haya pisado 
que haya pisado tan lindo pie.

 
Para enterarte de todo lo que pasa referente a El Pardo cada día sigue a ElPardo.net en Facebook y Twitter: 

El Pardo Real Sitio


También te podría gustar...