“Cuando vives lejos de El Pardo eres consciente de las cosas que nos ofrece, y se echan de menos”, Laura Vega Sánchez

Esta joven pardeña reside en Miami desde el pasado mes de agosto. Allí, vive con una familia y ayuda en el cuidado de la más pequeña. Actualmente, es voluntaria en una escuela infantil, lo que le ayuda a practicar inglés en el ámbito laboral

¿Desde cuándo estás en Miami y por qué te fuiste? Llevo en Miami desde mediados de agosto. Decidí venir para mejorar mi inglés, aunque sé que aquí hay bastante hispanohablante. No fue una decisión fácil. En El Pardo tengo a mi familia, amigos, casa y, en Madrid, trabajo fijo; las típicas cosas que te atan a un lugar. Pero, finalmente, decidí que era una oportunidad única en la vida y que raramente se volvería a repetir, por lo que me armé de valor y emprendí esta aventura.

¿Es la primera vez que vives fuera de El Pardo? Sí, siempre he vivido allí, y  me encanta.

¿Qué tal está siendo tu experiencia? Muy positiva. Es la primera vez que he pasado tanto tiempo separada de mi familia y amigos. En pocas palabras, la primera vez que he tenido el valor de salir de mi zona de confort y, la verdad, es que puedo decir que es la mejor decisión que podía haber tomado.

¿Qué echas de menos de El Pardo? Bastantes cosas. Cuando he estado allí no he sido consciente de ellas pero, ahora que estoy lejos, echo de menos cosas tan simples como salir a tomar  el aperitivo con mis amigas, el poder caminar por el monte, la tranquilidad y seguridad que siento estando allí… Son cosas que echo en falta. Al fin y al cabo me he criado en El Pardo y lo considero mi hogar.

¿Se parece en algo Miami a El Pardo? ¡La verdad que en nada! Todo es mucho más artificial, aquí las distancias son muy grandes y se necesita el coche para ir a cualquier sitio.

¿Qué traerías de Miami a nuestro barrio? Sin duda, las playas. Es una gozada tener la playa tan cerca.

¿Cómo es tu día a día allí? ¿En qué se puede parecer o diferenciar al que tendrías aquí? Mi día a día aquí no es tan distinto al que tendría en España. Vivo con una familia, soy algo así como una au_pair. Por las mañanas, cuando los niños van al colegio, iba a un curso hasta que finalizó a finales de febrero. Desde entonces, soy voluntaria en una escuela infantil. Voy de lunes a viernes unas horas por la mañana para seguir practicando el idioma en el ámbito laboral, que es lo que me interesa. Al mediodía, vuelvo a comer a casa y las tardes las suelo pasar con la niña que cuido. Los fines de semana intento aprovechar para hacer algo de turismo y conocer sitios nuevos.

¿Recomiendas la experiencia que estás viviendo a otras personas? Por supuesto que  sí. Es una experiencia fantástica que te hace crecer como persona y valorar mucho más las pequeñas cosas. Para mí, está siendo toda una oportunidad para viajar, descubrir y crecer. Sin duda, la recomiendo.

¿Estás aprovechando tu estancia en Miami para viajar por EE.UU.? Sí, todo lo que puedo. He ido a Vail (Colorado), Nueva York, Bahamas, Disneyworld (Orlando) y también a Panamá. De aquí a que regrese espero hacer alguna escapada más.

                         

 

 

 

También te podría gustar...