El quiero y no puedo del concejal, las exigencias de un PP que nunca hizo nada y los tirones de oreja de Ciudadanos y PSOE, en el pleno extraordinario sobre El Pardo

Ayer, miércoles 7 de junio, se celebró un pleno extraordinario en la Junta Municipal de nuestro distrito en el que se habló únicamente de El Pardo. Tuvo lugar por petición del grupo municipal del Partido Popular, cuyo vocal solicitó el compromiso del Ayuntamiento de Madrid para solucionar las carencias que sufren los pardeños, así como la ejecución de todo lo aprobado, concerniente a nuestro barrio, en anteriores plenos municipales. 

Las peticiones se sometieron a un debate en el que tuvieron la palabra los vocales de los grupos municipales de Ciudadanos, PSOE, PP y el concejal presidente de nuestro distrito, Guillermo Zapata.

Paloma García Romero, vocal de los populares y ex concejala del distrito, comenzó el debate subrayando que el Centro de Mayores y el Centro Sociocultural Alfonso XII de El Pardo son “lugares de abandono”. Asimismo, nombró el problema que existe con el servicio de pediatría y recordó cuando su partido recibió pitadas en El Pardo  y “no nos pasó nada. Los políticos –añadió dirigiéndose a Zapata- estamos para dar la cara y trabajar con los vecinos”.

Después, García Romero lamentó que el pleno extraordinario no se celebrara en el barrio pardeño “habiéndose trasladado uno a Montecarmelo hacía poco”. Respecto al tema principal del debate: la no ejecución de las proposiciones aprobadas en los últimos meses, mencionó que son 11. “Hay que cumplir los acuerdos aunque no sean de nuestra competencia”. La vocal del PP terminó su primera intervención diciendo que en El Pardo se ha encontrado unas asociaciones vecinales “luchadoras e incansables. No queremos que pasen los años en blanco. En los dos últimos años no se ha hecho nada”, concluyó.

Paloma García Romero, vocal del PP.

En su turno de palabra, el concejal presidente, Guillermo Zapata, aclaró que el pleno extraordinario no se había llevado a nuestro barrio porque, cuando se aprobó la celebración de los mismos en los barrios del distrito, se acordó que así se haría cada seis meses “y en el primer semestre del año ya se ha llevado uno a Montecarmelo”. En cuanto al abandono que García Romero mencionó que sufre El Pardo, Zapata comentó que de las dos acciones que hace la Junta; acción y omisión, no ha habido ninguna de la primera que vaya en detrimento de los vecinos. “Estaríamos haciendo lo mismo que hizo el PP; nada. Llama la atención que traigan una propuesta dando lecciones. Como mínimo, lo he hecho tan bien o tan mal como ustedes. Nosotros apoyamos las propuestas porque creemos que es bueno apoyar para que se hagan cosas”, señaló Zapata.

Guillermo Zapata, concejal presidente del distrito Fuencarral-El Pardo.

A continuación, el concejal enumeró las inversiones que se habían hecho en El Pardo los dos últimos años. Respecto al campo de futbol de Mingorrubio, dijo que está “a punto” de aprobarse todo lo necesario para la ejecución de su acondicionamiento y arreglo. “Lamento haber transmitido a los vecinos una inmediatez que no se ha cumplido. Entendemos que para ellos es algo desesperante”, señaló.

Entre las acciones ejecutadas, mencionó los miradores y la Instalación Deportiva Brunete. En lo concerniente a los proyectos aprobados en los Presupuestos Participativos del año pasado y que deben ejecutarse éste, citó la instalación de los aparatos de gimnasia para jóvenes y mayores en Pedro´s y Mingorrubio y la rehabilitación y ampliación del centro de día pardeño. “Respecto a lo primero, os informo de que ya están señalizadas la ubicación de los mismos y, en lo concerniente a lo segundo, nos hemos puesto en contacto con los dueños de los locales contiguos al centro para su adquisición y futura ampliación. Una vez comprados, se iniciará la obra que durará unos dos meses”, explicó.

Zapata también hizo alusión al tema de la limpieza de las calles y dijo que en El Pardo hay 20 papeleras por habitante “mientras que en la ciudad hay 49 por vecino”. Subrayó el funcionamiento de servicios como la ludoteca y las actuaciones de asfaltado en travesías, como la avenida Padre Cipriano. “Habrá más en otras calles, entre ellas, Caballeros o Primero de Octubre”, anunció. Finalmente, informó de que está próxima la ejecución del proyecto ‘De El Pardo a Mingorrubio sin barreras’.

Vocal de Ciudadanos.

En su turno de palabra, el vocal de Ciudadanos se dirigió a la del PP diciéndole que ni ella, cuando fue concejal del distrito, ni los dos que le siguieron hicieron nada por el barrio pardeño. “Está demostrado que en El Pardo hay falta de voluntad política”, dijo. Después, citó las proposiciones aprobadas en plenos que aún no se habían ejecutado, como la colocación de barandillas en la Plaza del Caudillo o el refuerzo de la limpieza. Antes de finalizar su intervención le dijo a Zapata que no había puesto en marcha nada en los últimos dos años. “Usted empieza por la ventana. Se organizan muchos talleres y mesas de trabajo con la eterna promesa de mejorar los barrios. Demuestra una falta de interés por los barrios donde su representación es mínima. El Pardo también existe”, concluyó.

El vocal del PSOE comenzó su intervención aplaudiendo la labor de las asociaciones vecinales pardeñas y mingorrubianas y denunciando “la política de espectáculo a la que nos tiene acostumbrado el PP. Nunca han hecho nada –añadió- en sus 26 años de gobierno no se preocuparon. Nosotros, en cambio, seguimos trabajando en beneficio de El Pardo”. A continuación, el socialista se dirigió al equipo de gobierno pidiéndoles que trabajen “y sigan cambiando Madrid”.

Antes de concluir el debate del pleno extraordinario, volvió a tomar la palabra la vocal popular recordando al socialista que el único partido condenado por financiación irregular “ha sido el PSOE”. Después, García Romero aseguró que los vecinos volverán a confiar en el PP “como hicieron hace 26 años porque Ahora Madrid no está haciendo nada”.

Vocal del PSOE.

El concejal presidente del distrito comenzó su segunda y última intervención asegurando que entendía que los pardeños se sintieran frustrados. “Lo entiendo. A mí no me gusta esperar. Yo no me quito responsabilidades ni echo balones fuera. Hemos encontrado dificultades. Es normal y legítimo que los vecinos digan que no les parece bien. Vuestra función es exigirnos más y eso lo respeto y me parece fundamental. Aquí he trasladado a los pardeños las dificultades con las que me encuentro”, dijo Zapata.

Antes de finalizar el pleno extraordinario los grupos políticos municipales votaron la proposición y el resultado fue su aprobación por unanimidad. “Me comprometo a hacer otra comparecencia a la vuelta de vacaciones para explicar cómo va todo. Y si se puede hacer en El Pardo, mejor”, concluyó el concejal del distrito.

Antes de dar por concluida la jornada, tomó la palabra la Asociación Vecinal de El Pardo. Su representante comenzó diciendo que el himno de la entidad era “aprobado pero no ejecutado” y aseguró que el equipo de gobierno municipal “escucha y ya está”. “Estamos cansados de promesas que no se cumplen”, dijo. No obstante, también mencionó las acciones realizadas, como el arreglo de los miradores del río o el acondicionamiento de la ribera del Manzanares. La representante de la entidad vecinal  no se olvidó del tema del cambio de nombre de la calle Primero de Octubre y de la Plaza del Caudillo. “Estamos indignados por el proceso. Este sistema no funciona. Estamos desmoralizados por venir y sentirnos ignorados. Pero seguimos trabajando. Ha llegado el momento de decir lo que piensan muchos vecinos de El Pardo, ¡pueblo independiente!”, concluyó.

Pinchando aquí puedes ver el pleno. 

También te podría gustar...