Palacio de la Zarzuela

Los Reyes de España, Felipe VI y Letizia, han optado por el Monte de El Pardo para fijar su vivienda y, desde su boda en 2004, viven en un palacete situado a 400 metros de distancia del Palacio de la Zarzuela, donde residen los reyes don Juan Carlos y doña Sofía desde 1962.

 El Palacio de la Zarzuela fue construido en el siglo XVII por el Cardenal-Infante don Fernando, hermano de Felipe IV y gobernador de Flandes. Después, el monarca adquirió la propiedad.

© Casa de S.M. el Rey

Fue bautizado con este nombre debido a la abundancia de zarzas que había a sus alrededores. Con el tiempo, ésta fue la denominación que se dio a los espectáculos lírico-dramáticos que se celebraban allí.

El edificio original, diseñado por el arquitecto Juan Gómez de Mora, era rectangular con dos pasillos laterales y techo de pizarra. Con el fin de adaptarlo al gusto del siglo XVIII, Carlos IV lo cambió y decoró con tapicería, numerosas piezas de porcelana, una espléndida colección de relojes y nuevo mobiliario.

Durante la Guerra Civil sufrió muchos daños pero no fue entonces, sino en los años 60, cuando se amplía el Palacio de la Zarzuela y se le hacen cambios. Entonces, se construyó la capilla y los pabellones de prensa y guardias de honor. En 1972 y 1973, Manuel del Río Martínez realiza otra ampliación para que el palacio disponga de nuevos pabellones (el oficial, el privado, el de oficios, el de comunicaciones, el de guardia, el de servicios y el de la Reina). El mismo arquitecto, junto a Juan Hernández Ferrero, diseña la última ampliación en 1987.

El Palacio de la Zarzuela consta de tres plantas. En la primera está la zona de desvanes, el semisótano (donde se encuentran los servicios de cocina y office) y el sótano. En la segunda planta se ubican los despachos del Rey don Juan Carlos y sus ayudantes, la biblioteca, la sala de visitas y el comedor. Los dormitorios, las habitaciones de invitados y los cuartos de estudio se encuentran en la tercera planta.

En la pasada década, se instalaron en dos nuevas alas las habitaciones privadas de la Familia Real y las oficinas y departamentos de seguridad. Además, el Palacio de la Zarzuela tiene una pequeña ermita, una zona deportiva y un helipuerto.