“La imagen que yo tenía del vecino de El Pardo ha cambiado. Hay muchos jóvenes y tienen derecho a disfrutar”, José Antonio González de la Rosa, concejal de nuestro distrito

El nuevo concejal-presidente del distrito Fuencarral-El Pardo, José Antonio González de la Rosa, lleva poco más de un mes en el cargo. Conoce nuestro barrio y tiene ganas de aportar su granito de arena en él. ElPardo.net le ha preguntado sobre lo que más preocupa a los vecinos: instalaciones deportivas, dotación presupuestaria, terrenos disponibles, línea de autobuses, las fiestas…

¿Conocía El Pardo antes de ser nombrado concejal-presidente del distrito Fuencarral-El Pardo? Sí, desde siempre. Aquí organizamos muchas celebraciones familiares. Para que te hagas una idea, mis padres celebraron mi bautizo en El Pardo.

– Hace dos semanas estuvo visitando algunos lugares, como el Colegio Monte de El Pardo, el Centro Sociocultural Integrado Alfonso XII, Centro de Día de Mayores o Punto Joven, ¿qué impresión le dio? La que le puede dar a todo el que lo visite. Es como un pequeño pueblo en el que todos se conocen y forman como una familia. Eso es positivo porque estáis todos localizados, los problemas dejan de serlo, ya que entre todos os ayudáis. Es un ‘micropueblo’ dentro del distrito Fuencarral-El Pardo. Me llevé muy buena impresión. Desde luego, tenéis una gran calidad de vida. No obstante, es cierto que no tenéis tanta dotación como quisierais pero por una razón muy sencilla, no hay suelo disponible para construir. Pero vivir en un pulmón de oxígeno como es El Pardo es una maravilla.

 ¿Cuál fue el objetivo de la visita?  Conocerlo más en profundidad. Sólo llevamos un mes en el distrito y ahora estamos conociendo las dotaciones municipales que tiene el distrito. En El Pardo hay dotaciones, menos de lo que esperáis, pero las hay.

– ¿Se ha puesto algún pardeño en contacto con usted para hacerle alguna reivindicación? Sí, durante la visita nos comentaron lo que se podría mejorar. Las necesidades no son muy grandes. Creo que el concepto de que El Pardo es así y no debe crecer más está muy establecido. Los vecinos saben que El Pardo es lo que es. Estoy seguro que si preguntas a la gente, no quiere que El Pardo crezca más. Es verdad que los jóvenes quieren una dotación mayor, pero el vecino de edad media de El Pardo te dirá que quiere vivir en su pequeño ‘micromundo’ porque es lo que le hace ser único. Si crece, dejaría de ser El Pardo.

 Hace sólo dos meses se constituyó la Asociación Vecinal de El Pardo, ¿por qué cree que se ha tardado en crear? Me enteré hace poco de su existencia. Me encantaría conocer a sus miembros. De hecho, ahora estamos recibiendo a las asociaciones de vecinos del distrito. Verdaderamente, sorprende que se acabe de constituir. El perfil del vecino de El Pardo es militar, jubilado, mayor, con una ideología política muy clara… y es la imagen que cualquier ciudadano de Madrid tiene del vecino pardeño. Era la que yo tenía y, poco a poco, me estáis haciendo cambiar. Evidentemente, El Pardo sufrirá una rotación. Ahora hay aproximadamente 3.000 vecinos, la gente mayor fallecerá, a lo mejor sus herederos venderán sus casas y entrará gente nueva a El Pardo. Esto hará que haya nuevos intereses. Ahora, por ejemplo, debido a la media de edad de Mingorrubio, allí no hay necesidades deportivas pero, de aquí a 10 años, habrá más juventud y existirán junto a otras. Será entonces cuando nos tendremos que adaptar a los medios. Lo que el vecino quiere es lo que tú le tienes que ofrecer.

– Entonces, hoy por hoy, ¿las instalaciones deportivas en El Pardo tienen que esperar? Hoy lo que no hay son parcelas libres. Patrimonio Nacional es el dueño de los terrenos.

– Y eso, ¿es un inconveniente para el Ayuntamiento? ¿Tantas trabas pone Patrimonio Nacional? En la legislatura anterior, al ministro de Hacienda (Patrimonio depende de este ministerio) se le instó en muchas ocasiones para liberalizar esas parcelas y poder dotarlas para uso deportivo o cultural. Pero el Ayuntamiento siempre se ha encontrado con la negativa de disponer de esas parcelas. Nuestro límite está ahí.

¿Y ahora con el cambio de Gobierno? No sabemos cómo será la relación en este sentido. Ni sabemos si aun siendo buena, se puede jurídicamente ni con los medios que hay que dotar estas parcelas. Al final, el modelo de gestión que va a imperar en los tiempos en los que estamos no es el típico ni el que se ha estado utilizando años atrás. La lógica te lleva a pensar que al final habrá que buscar nuevas formas de gestión. No sé si un tercero querrá entrar a gestionar en El Pardo. Hay que pensar que sois pocos.

El que seamos pocos nos está repercutiendo. Comprendo. Es como la pescadilla que se muerde la cola.

¿No hay terreno municipal en El Pardo? Lo que hay ya está ejecutado. Es donde está el Centro de Día, Punto Joven, el Centro Cultural Alfonso XII…

A corto y largo plazo, ¿qué planes hay para El Pardo? Punto Joven me ha demostrado que el vecino pardeño no es el que yo tenía en mente. Hay muchos jóvenes y ellos también tienen derecho a disfrutar. A través de diferentes políticas y medidas que se están llevando a cabo desde Punto Joven, junto al área de Cultura de la junta municipal, se están organizando cosas y tomando medidas, como acceso a Internet, punto de lectura, talleres…

Le comento que hace unos meses dejó de funcionar el aula de tecnología en el Centro Sociocultural Integrado Alfonso XII en el que se ofrecía Internet gratuito. No lo sabía. Si estudiando el número de usuarios que tenía, merece la pena mantenerlo abierto, nosotros lucharemos para que vuelva a ofrecerse el servicio.

¿Cuál es la dotación presupuestaria actual para El Pardo? Como sabes, ahora está toda muy ajustada. Pero, desde luego, si en El Pardo hay una necesidad, hay que cubrirla. No se puede dejar de dotar presupuestariamente a un barrio porque sí. Hay una partida presupuestaria.

Las fiestas de El Pardo ya no son lo que eran, además, este año se vuelve a reducir su presupuesto, ¿está al corriente de ello? Es una realidad que los presupuestos para las fiestas han bajado. En los tiempos en los que estamos hay que priorizar. Seguro que si preguntamos a los vecinos si prefieren servicios sociales o fiestas, elegirán lo primero. Entiendo que hay mucha tradición en las fiestas y se hace traumático perder días, pero hay que ser conscientes y si de algo se tiene que recortar… Ya vendrán buenos tiempos.

Los pardeños sienten que no pueden participar en las fiestas ni dar su opinión sobre sus actividades. Las fiestas hay que hacerlas pensando en los pardeños. Son vuestras fiestas y si estáis más a gusto con una actuación musical de vuestros vecinos, habrá que contemplar esa posibilidad. También es verdad que de los 3.000 vecinos, muchos son mayores y no toda la programación se puede hacer pensando en la juventud. Hay que gestionar y llegar a acuerdos con los dos tramos de edad. Si nos transmitís vuestras necesidades, si queréis gestionar un modelo de fiestas, desde luego, nosotros lo vamos a valorar

En El Pardo no presta servicio la EMT, ¿por qué, si somos un barrio de Madrid? Hay que comunicarse con el Consorcio Regional de Transporte para comentarlo. No obstante, sé que el tema no es de hoy. En el pleno de hace dos días se pidió una prolongación del búho N23 y no se aprobó. Se han contrastado cifras de uso y, en muchos casos, los autobuses van vacíos por las noches.

¿Qué sucede con la Instalación Básica Deportiva Brunete? ¿Pertenece al Colegio Monte de El Pardo o es de uso municipal? Es una duda que nunca se ha llegado a aclarar. El colegio tiene un contrato firmado con alguien que se la cede, nosotros no tenemos ninguna constancia de ello. En teoría es una instalación pública. Se le está dando un uso público.

¿Conoce la situación por la que pasa la Agrupación Deportiva El Pardo? ¿Puede el Ayuntamiento de Madrid hacer algo por este club al que se le caen los vestuarios y gradas a trozos? El terreno pertenece a Patrimonio Nacional y no podemos hacer una inversión en un terreno que no es municipal.

También te podría gustar...