María, la artista de los Zamora, trae las ‘Endemoniadas’ a El Pardo

Todos los meses merece la pena visitar el Centro Sociocultural Alfonso XII de El Pardo por sus interesantes exposiciones, pero quizá en marzo lo merezca aún más. Y no sólo por la calidad de las obras que cuelgan de sus paredes, sino por quien las ha creado. Este mes, la expositora es una pardeña que puede presumir de ser la artista de una de las familias más conocidas de nuestro barrio: los Zamora.

Por sexta vez, María Zamora vuelve al centro cultural de El Pardo para mostrarnos una pequeña selección de un trabajo que viene desarrollando desde 1978. “Esta vez traigo collage. Expongo una muestra que he titulado ‘Endemoniadas’ y que está muy influenciada por la luna. Se trata de una exposición compuesta por 20 cuadros hechos en blanco y negro”, nos explica la artista.

Para María, el año 1978 fue especial porque, como nos dice, “fue cuando sucedieron las cosas que más te marcan en la vida. Me licencié en Bellas Artes, me casé, nació mi hija y comencé a dar clases en el Cristo, que por aquella época era seminario”.

La artista pardeña recuerda la etapa como profesora en aquel lugar como muy bonita. “Allí he dado clase de dibujo y tecnología durante 28 años; hasta 2006. De seminario pasó a convertirse en colegio de Educación Secundaria y Bachillerato. Por allí han pasado muchos pardeños y yo he dado clase a padres e hijos. Los primeros alumnos que tuve tienen hoy 53 años y los últimos, 18”, nos comenta.

                           

Su vida como docente ha ido en paralelo a la artística. Nunca ha dejado de pintar ni crear, tampoco de mostrar al mundo sus obras. Y decimos ‘mundo’ porque la pardeña ha organizado exposiciones más allá de nuestras fronteras. “Además de en muchos ciudades españolas, como Madrid, Barcelona, Cádiz, Castellón o Sevilla, he dado a conocer mi  trabajo en Alemania y Estados Unidos, concretamente en Chicago“. Su currículo es tan extenso que resulta complicado contabilizar el número de exposiciones individuales y colectivas en las que ha participado (entre ambas, aproximadamente 70), pero también es imposible contar con los dedos de las manos los premios que ha ganado y certámenes en los que ha sido seleccionada. “He sido galardonada en varias ediciones de los Premios del Ejército”, nos comenta.

Centrándonos en la muestra que trae a El Pardo, que estará aquí hasta el 28 de marzo, María Zamora nos explica el significado de su título: ‘Endemoniadas’. “Surgió en una visita que hice al Monasterio de la Balma, que está excavado en una cueva. Se dice que allí iban las endemoniadas a curarse y esto me llamó la atención. En este lugar hay un ventanal redondo de alabastro y entra una luz que a mí, personalmente, me pareció la luna. Cuando lo contemplé  me dije que tenía que hacer las endemoniadas a contra luz con la luna”. Por otro lado, hay una anécdota que siempre va a acompañar al título de la muestra y que no quiere dejar de contar la artista pardeña. “En el momento en el que estaba preparando el cartel de ‘Endemoniadas’, la mesa donde estaba el ordenador empezó a moverse, también la silla… A los pocos minutos me enteré de que había habido un terremoto. Lo gracioso es que mi sobrino me mandó un WhatsApp desde Alemania y me dijo ‘¡Son las endemoniadas, qué tiemble Madrid. Las brujas ya están revoloteando para el día 2 de marzo’, fecha en la que se inauguró la exposición”.

En la entrevista que hicimos a María no pudimos dejar de preguntarle por su infancia en El Pardo. La artista sonríe cuando recuerda las infinitas horas que pasaba en la calle junto a sus siete hermanos y el tiempo que pasaban frente al primer televisor que hubo en El Pardo. “La tuvieron en La Naval, en la casa de doña Pura. Mis hermanos y yo, junto a otros niños, nos sentábamos frente a ella hasta las cuatro, que era cuando acababa la programación. Luego salíamos al jardín a columpiarnos en una hamaca que atábamos a dos árboles. Jugábamos con las gallinas hasta las seis, hora en la que comenzaba de nuevo la emisión. Nos sentábamos en sillas de madera como si estuviéramos en el cine. También recuerdo las noches de verano y cuando íbamos a Mingorrubio en bici a oscuras…”, añora.

El último sábado de marzo María Zamora descolgará a las endemoniadas de las paredes del centro cultural. Aún estás a tiempo de dejarte seducir, como ellas, por la luna que tan magistralmente la artista inmortaliza en sus cuadros.

Para enterarte de todo lo que pasa referente a El Pardo cada día sigue a ElPardo.net en Facebook y Twitter: 

El Pardo Real Sitio


También te podría gustar...