El Pardo, presente en una exposición sobre el Seicento italiano abierta al público en Roma

San Pablo Ermitaño, que pintó Giovanni Battista Beinaschi.

En 2016 se abrió al público, en el Palacio Real de Madrid, la exposición ‘De Caravaggio a Bernini. Obras Maestras del Seicento Italiano en las Colecciones Reales’. Una muestra que presentaba un conjunto de pinturas y esculturas hechas en Italia a lo largo del siglo XVII, que están expuestas de forma permanente en los palacios reales, monasterios y conventos que gestiona Patrimonio Nacional.

Este año, la exposición se ha trasladado a las Escuderías del Quirinal de Roma y allí permanecerá hasta el 30 de julio. De entre las obras expuestas, un total de 60, cuatro de ellas proceden de El Pardo. Se trata del cuadro Don Juan José de Austria, de José de Ribera, expuesto durante todo el año en el dormitorio 1 de la planta principal del Palacio Real de El Pardo; de dos obras de Andrea Belvedere, ambas tituladas Florero, colgadas en el comedor de diario y en el salón del piano, también del palacio pardeño; y de San Pablo Ermitaño, que pintó Giovanni Battista Beinaschi entre 1655 y 1661, y se ubica en el Convento de los Capuchinos.

Don Juan José de Austria, de José de Ribera.

     

Obras de Andrea Belvedere, ambas tituladas Florero.

 

También te podría gustar...