“Hemos cumplido un sueño. La Titan Desert es algo que recordaremos siempre”, Alejandro y Javier, titanes de El Pardo

Acaban de terminar la Milenio Titan Desert by GAES y ya están pensando en otro reto, la Cape Epic. Los pardeños Javier Aguilar Cemborain y Alejandro Delgado Montejo no tienen ninguna duda de que si han podido con las dunas marroquíes, podrán con las montañas sudafricanas. Pero hasta que llegue su próximo objetivo, en marzo de 2014, estos dos campeones pardeños nos hablan de su reciente experiencia en el desierto sobre una bicicleta.

 ¿Cuándo tomasteis la decisión de ir a la Milenio Titan Desert by GAES? 

Javier: Hace cuatro años puse mis ojos en esta carrera y empecé a seguirla a través de televisión y revistas especializadas. Pero fue el año pasado cuando me decidí finalmente. Un cliente de mi tienda BIKETOWN, llamado Patxi, terminó por meterme el veneno en el cuerpo.

Alejandro: Siempre he querido correrla pero no fue hasta el mes de febrero cuando mi sueño se hizo realidad. La marca Polar me seleccionó para ir como miembro del Polar Team.

– ¿Cómo os preparasteis físicamente para afrontar la carrera? 

Javier: Mi preparación empezó el pasado mes de septiembre con largas caminatas, gimnasio y entrenamientos específicos en ayunas. En noviembre empecé con la bicicleta de carretera y la MTB. Con ellas hice, hasta el comienzo de la Titan, 10.000km.

Alejandro: Amplié mis horas de entrenamiento sobre la bicicleta. Comencé a entrenar por las mañanas e incrementé las horas de las tardes. Ambos tuvimos un entrenador que nos marcó las pautas día a día.

Javier atravesando una duna.

¿Os marcasteis un objetivo?

Javier y Alejandro: Terminarla y dar lo máximo de nosotros.

¿Qué sentisteis al concluirla?

Javier: Fui feliz cuando crucé la meta. Estaba cansado.

Alejandro: Dos sentimientos a la vez. Felicidad porque había logrado terminarla y tristeza porque se acababa la convivencia con mi equipo, el Polar Team. Todos hicimos piña y amistad.

Allí, corristeis con profesionales de la bicicleta, ex profesionales y campeones de otras disciplinas deportivas, ¿cómo fue la convivencia con ellos y con los corredores anónimos?

Javier: Allí te relacionabas con todo el mundo. Nadie era más que nadie. Todos estábamos a lo mismo. Los buenos lo eran en todos los sentidos. Eso sí, iban más rápido que tú…

Pero no fue tanta la diferencia de tiempo que os sacaban en las etapas. Y en la clasificación general, quedasteis entre los 70 primeros.

Javier: Yo solía llegar 30 minutos después del primero y Alejandro, una hora o menos.

Alejandro: En la clasificación general Javi fue el 48º y yo el 69º. Participaron 369 personas.

– La Titan Desert tuvo seis etapas, ¿cuál fue la más dura para vosotros?

Javier: La organización dijo que la tercera fue la más dura de toda la historia de la carrera. A mí, la quinta se me hizo eterna y la sexta, me resultó engañosa. Parecía corta pero hizo mucho viento.

Alejandro: Yo lo pasé muy mal en la cuarta porque tuve gastroenteritis. La Titan no sólo es una carrera, es importante descansar y comer y dormir bien. Hay que vigilar la alimentación.

Alejandro cruzando una zona arenosa.

– Nunca habíais corrido en el desierto, ¿qué es lo que más os sorprendió?

Alejandro: La carrera transcurrió por desierto puro y duro. Ibas pedaleando y desaparecían los caminos. Aunque el recorrido estaba marcado con balizas, el terreno era tan malo que podías perderte. En las zonas arenosas no te quedaba más remedio que bajarte de la bici.

Javier: En las etapas de montaña llegamos a estar a 2.000m. Prácticamente nos quedábamos sin oxígeno. Había bajadas que no permitían errores y bancales de arena terroríficos. Casi todos los días hizo mucho viento y en la 5ª etapa tuvimos que atravesar 4km. de dunas. Allí había que llegar fresco.

– ¿Qué nota le pondríais a la Milenio Titan Desert By GAES?

Javier y Alejandro: Un 10.

– ¿Volveréis a correrla?

Alejandro: La Titan Desert es algo que vamos a recordar toda la vida. Nos gustaría repetir. No obstante, tenemos en mente participar en la Cape Epic, una carrera que se desarrolla en Sudáfrica.

Alejandro cruzando la meta de la 1ª etapa.

– ¿Qué les diríais a las personas que quieren participar en la próxima edición de 2014?

Javier: Ante todo, que vayan con una buena preparación. Es importante que busquen la ayuda de un profesional que les dé los parámetros adecuados. Es esta carrera tiene cabida todo el mundo pero cada uno ha de ser consciente de su nivel.

Alejandro y Javier con su trofeo-adoquín ‘finisher’.

Fotos: Polar, Milenio Titan Desert by GAES, Javier Aguilar.
 
Para enterarte de todo lo que pasa referente a El Pardo cada día sigue a ElPardo.net en Facebook y Twitter: 

El Pardo Real Sitio

Seguir @ElPardo_Madrid

También te podría gustar...