Emotiva despedida a alumnos del Colegio Diocesano San Francisco de El Pardo

Como criminólogo, tripulante de vuelo, mecánico de helicópteros y empresarios. Así se ven en un futuro los alumnos de 2º de Bachillerato del Colegio Diocesano San Francisco de El Pardo.

Ayer, 21 de mayo, sus compañeros y profesores les despidieron en un conmovedor acto de clausura de curso, al que asistieron Belén Aldea Llorente, directora de Área Territorial de Madrid-Capital; el Coronel jefe de la Guardia Real, Ramón Álvarez de Toledo Álvarez de Builla; y el Suboficial Mayor del Parque de Transmisiones, Palomares; entre otras autoridades militares y civiles.

Tras el izado de bandera, que dio por inaugurada la jornada, Aldea dirigió unas palabras a los alumnos. Les recordó el esfuerzo que, hace más de 10 años, hicieron padres y profesores por mantener abierto el colegio después de la decisión de su cierre, por parte de la Orden de los Capuchinos al que pertenecía. “Gracias a la Fundación Virgen de la Almudena por hacerse cargo de este centro en un enclave privilegiado de Madrid” (Mingorrubio en El Pardo), subrayó. También alabó la labor de los educadores y se dirigió a los presentes diciendo que su profesión es “la más grata de todas”. La directora de Área Territorial de Madrid-Capital terminó su discurso dando la enhorabuena a los alumnos de 2º de Bachillerato. “En la vida real, sin tesón ni esfuerzo no se consigue el éxito”, concluyó.

Gonzalo González Zamora, Jaime González Placer, Daniele Ivanov Edders y Lissette Vivanco Holguín (los estudiantes de último curso) escucharon muy atentos estas palabras y presidieron la entrega de premios, con los que el colegio galardonó a los mejores deportistas, lectores, cocineros, dibujantes y decoradores.

                                

Como todos los años, la directora del Colegio Diocesano San Francisco, Mª Teresa Rueda López, quiso felicitar a los alumnos y les invitó a participar en un ‘experimento’ con el que los chicos comprendieron que hay muchas percepciones de la vida y maneras dispares de pensar. “Este grupo heterogéneo nos ha demostrado cómo son distintos y, a la vez, avanzan juntos”, les dijo.

A continuación, tomó la palabra un alumno de 1º de Bachillerato. Subrayó que tanto él como sus compañeros habían aprendido de la humanidad de los estudiantes de 2º y lo importante que es el esfuerzo diario. “Mucha suerte y a ser felices”, terminó.

Los protagonistas del emotivo acto de despedida no quisieron despedirse sin dar las gracias y subrayar que habían aprendido lo que realmente significa la palabra compañerismo. “Hemos contado con profesores que nos han enseñado y aconsejado como si fueran nuestros padres. Os vamos a echar de menos a todos”, dijo Daniele, la portavoz.

La jornada concluyó con la oración de San Francisco y el arriado de bandera.

 
 
 
Para enterarte de todo lo que pasa referente a El Pardo cada día sigue a ElPardo.net en Facebook y Twitter: 



También te podría gustar...

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies