La Iglesia Virgen del Carmen de El Pardo cumple 50 años

La Iglesia Virgen del Carmen de El Pardo fue inaugurada el 16 de julio de 1966 por el entonces arzobispo de Madrid, Casimiro Morcillo, con la asistencia del Jefe de Estado Francisco Franco. Este año se cumplen 50 años de la efemérides y, para celebrarlo, se ofició una eucaristía el miércoles 15 de junio a las 19:30h. Fue presidida por Carlos Osoro, arzobispo de Madrid. En la celebración también participaron el párroco José María Peguero, el vicario episcopal Gil González, el arcipreste Jesús Arribas, presbíteros castrenses y frailes capuchinos del Convento del Cristo. Asimismo, asistieron autoridades civiles y militares.

La iglesia fue construida por orden de Franco a principios de los años 60. “Por aquel entonces, el párroco de El Pardo era don José y la parroquia estaba en la Iglesia de las Monjas. Un día, el Jefe de Estado concertó una comida con él y le aseguró que pronto tendría una iglesia”, recuerda Felipe Guijo.

Felipe era, por aquel entonces, presidente del grupo de chicos de Acción Católica y, como muchos pardeños, aún se acuerda de aquellos años. “No sé muy bien cuánto se tardó en construir la iglesia. Sí sé que en ese tiempo se estaba reformando El Pardo y se estaba tirando la parte de atrás de ‘los patios’. La última casa que se derrumbó fue la de Telégrafos y muy próximo a ese lugar se levantó la iglesia”, comenta a ElPardo.net.

En los años 60 surgió, en el Concilio Vaticano II, el aggiornamiento, que expresaba el deseo de que los templos católicos carecieran de recargo ornamental y fuera la sencillez lo que prevaleciera. “Es por ello por lo que la Iglesia Virgen del Carmen de El Pardo tiene ese diseño que carece de ostentación”, nos explica.

                                          Imágenes del día de la celebración del cincuentenario.

Del día de la inauguración, Felipe Guijo recuerda, sobre todo, la procesión que se inició en el Convento de Las Monjas. “Era un día y un hecho importante, por lo que había que darle solemnidad. Recuerdo que yo dirigí el coro de las chicas de Acción Católica hasta la iglesia y, al llegar, se consagró el templo y se bendijo el altar. Había mucha gente”, nos comenta el pardeño.

Don José fue el párroco de la Parroquia Inmaculada Concepción, ya ubicada en la Iglesia Virgen del Carmen, desde la inauguración de ésta hasta su fallecimiento,  el 15 de mayo de 1994. Desde entonces han sido pocos los que han ejercido como tales, entre ellos, don Pedro, don Miguel Antonio y don José María. “Coadjutores ha habido muchos, pero párrocos, pocos”, nos dice Felipe. Fue con don Miguel Antonio cuando el interior de la iglesia cambió su ‘imagen’. En 2000, el Consejo Parroquial decidió poner en la pared frontal un retablo con las vidrieras que habían ocupado el coro y, años antes, el dormitorio de Alfonso XII, quien las mandó diseñar. También, ese año se restauró el sagrario y se levantó el altar.

Actualmente, en la iglesia pardeña se desarrollan varias actividades pastorales. Entre ellas, cursillos prematrimoniales y prebautismales, así como catequesis de preparación para la Primera Comunión. Además, la parroquia cuenta con dos comunidades neocatecumenles, un grupo de adoración nocturna y otro de apostolado de la oración. Respecto a su distribución, cuenta con dos despachos, dos viviendas, un claustro, un jardín y la sacristía.

Los tesoros de la iglesia

El gran retablo que preside la iglesia desde el año 2000 fue realizado por T.A. ‘Granda’. Consta de tres cuerpos realizados en madera de iroko barnizada y con ornamentación de molduras con pan de oro. El cuerpo central se adorna con las tres vidrieras que se encontraban antes en el coro de la iglesia. Tienen gran valor, ya que fueron confeccionadas en el siglo XIX y durante años ocuparon el dormitorio de S.M. el Rey Alfonso XII. Están hechas en cristal catedral, pintadas y cocidas al horno. Su excelente ejecución y su gran belleza hacen de estas vidrieras una obra difícil de reproducir en la actualidad.

Delante del retablo se encuentra el altar, que está hecho con mármol en tonos beige y rojo. En el frontal destaca un medallón de bronce. A su izquierda está el ambón, también de mármol y con los mismos tonos que el altar.

Respecto al sagrario tiene forma de templete con cúpula. En él destacan el relieve de la coronación de la Virgen María en la puerta, sus cuatro columnas realizadas en madera de roble y policromado y sus paredes de metal dorado y madera. La lámpara, destinada a sujetar la vela del Santísimo, está diseñada con metal dorado y tiene como adorno dos cabezas de ángeles.

En lo que se refiere a las imágenes, en la iglesia hay una Cruz en talla de madera con Cristo crucificado, que se realizó en el año 1966 a tamaño natural. 18 años antes, la Asociación de Hijas de María adquirió una Imagen de la Inmaculada Concepción, que hoy se encuentra junto al retablo. En las mismas fechas, llegó a la iglesia la Imagen del Sagrado Corazón de Jesús. Se trata de una obra de Rafael García Irurozqui que fue bendecida el 22 de febrero de 1948 ante el Jefe de Estado Francisco Franco, siendo madrina su mujer, Carmen Polo.

Delante del altar, a su izquierda, se encuentra la Imagen de San José con el Niño Jesús en brazos. Está hecha en madera policromada y con aureolas plateadas de metal sobre las cabezas.

Sede de la Parroquia Inmaculada Concepción

La Iglesia Virgen del Carmen es la sede de la Parroquia de la Inmaculada Concepción, la cual existe desde 1778.

Hasta hoy, la parroquia ha tenido diferentes sedes. Durante casi dos siglos, estuvo localizada en la Capilla Real del Palacio de El Pardo. En 1942, año en el que Franco estableció su residencia oficial en el palacio, se trasladó al Convento de las RR.MM. Concepcionistas. Allí se desarrollaron las actividades parroquiales hasta 1966 cuando  se construyó la Iglesia Virgen del Carmen convirtiéndose ésta en la sede actual y definitiva de la Parroquia de la Inmaculada Concepción.

 
 
 
 
Para enterarte de todo lo que pasa referente a El Pardo cada día sigue a ElPardo.net en Facebook y Twitter: 


También te podría gustar...