“Vender lotería en El Pardo me da la vida”, Marcelino, el lotero

Marcelino es uno de los vecinos más emblemáticos de El Pardo. Lleva más de 40 años vendiendo lotería en sus calles y plaza, y su carisma le ha convertido en una persona muy popular. Aprovechando que hoy es el día del sorteo de la Lotería de Navidad, le hemos entrevistado para conocerle un poco más. ¿Sabías que Marcelino no es su verdadero nombre y que ha resucitado en más de una ocasión?

Marcelino nació en Colmenar Viejo. Llegó a El Pardo en los años 60 procedente de Santander, de donde era su familia. Cuando tenía 4 años falleció su madre y al cumplir 12, su padre. Tenía 12 hermanos y hermanas pero sólo pudo mantener contacto con una de ellas.

Con 10 años viajó solo desde Colmenar Viejo hasta Santander para reencontrarse con su padre, que se había trasladado allí para trabajar. Únicamente llevaba una carta suya y anduvo por las calles en su búsqueda. Al verle solo, una mujer le acogió en su casa y, al día siguiente, cuando le llevaba a un orfanato, localizó a su progenitor. Desde ese momento y hasta mediados de los años 60, Marcelino tuvo multitud de empleos; trabajó ordeñando, segando, sirviendo casas, en un molino… “He hecho de todo en Santander”, cuenta a ElPardo.net.

Marcelino vino a El Pardo animado por la única hermana con la que tenía contacto. La hija de ésta le envió una carta y se trasladó. En el barrio trabajó durante muchos años sacando arena del río, en las panaderías de Chivato y José María, en el ayuntamiento y en la Casa Militar. Fue aquí cuando tomó contacto por primera vez con la lotería. “Empecé a venderla para ver si me sacaba algo”, recuerda. De ello hace más de 40 años y lo que fue un trabajo más se fue convirtiendo en su vida. “La venta de lotería me da la vida”, manifiesta. Tanto significa para él que asegura que únicamente dejará esta ocupación cuando sus manos no puedan sostener los billetes. Ni siquiera en los momentos más complicados ha querido dejarlo y así lo cuenta a ElPardo.net. “Hace unos meses caí muy malo y estuve en una silla de ruedas. Mi hija llamó a Loterías y Apuestas del Estado para transmitir mi baja y yo me negué rotundamente. Le dije, si me quitas esto, me quitas media vida”.

El 7 de enero cumplirá 88 años y reconoce que se encuentra como un chaval. ¿Quieres saber más cosas de Marcelino? Continúa leyendo:

Marcelino, lotero.

  • ¿Es cierto que Marcelino no es su verdadero nombre? Sí, me llamo Julián y así está registrado en mi partida de nacimiento. Marcelino es el nombre que me puso mi padrino de bautismo.
  • Se ha dedicado muchos años a esto, ¿le compensa personal y económicamente? Económicamente no me compensa, aunque cuando empecé, sí. Me viene bien por mi salud. Este trabajo me hace andar y no estar encerrado. Hablo con uno y otro, pero no saco nada.
  • Está autorizado por Loterías y Apuestas del Estado, aun así, alguna vez le han llamado la atención. Cuénteme. Lo hizo un municipal y, después de mostrarle la chapa que me autoriza para la venta, le dije “yo no molesto ni me meto con nadie”.
  • ¿Cuál es la peor situación que ha vivido vendiendo lotería en El Pardo? Llegaron a amenazarme de muerte. Me llamaron por teléfono y me dijeron “cuando salgas a la plaza te vamos a matar”. No sé por qué me hicieron eso y nunca supe quién fue. Tras recibir la llamada me fui a la plaza y no apareció nadie. No tengo miedo, no he hecho nada a nadie. También me han dado por muerto en más de una ocasión.
  • ¿Cuál es el premio con mayor cuantía económica que ha dado? Fue uno de 3.000€.
  • ¿Qué premio le gustaría dar? El Gordo de Navidad.
  • ¿En alguna ocasión ha estado a punto de darlo? He tenido el Gordo dos veces en la mano. Al cogerlo, pensé “qué número más bonito”, pero tenía prisa y no lo cogí. Después de aquello estuve dos noches sin dormir. Hace una semana no di el segundo premio por un número.
  • ¿Qué números le gustan más? ¿Está abonado a alguno? Los que más me gustan son el 5 y el 7. Los números los tengo cogidos desde que empecé. Tengo 11 billetes abonados.
  • ¿En qué época vende más lotería? En Navidad. Este año he vendido 90 billetes del número 20.000. Todos los años vendo esa cantidad. En Reyes, menos.
  • ¿A quién vende más, a la gente de El Pardo o de fuera? A la de fuera, además, me aprecian mucho, me conocen y tengo clientes fijos. Tengo abonados de Madrid.
  • ¿Qué es lo que más le gusta de este trabajo? Me encanta que los pardeños me saluden. Me conoce gente de todos los lados. Tengo clientes fijos desde que empecé.
  • Usted es una persona activa en cuanto a solicitud de mejoras para El Pardo. Hábleme de ello. Sobre todo, he solicitado podas en la Plaza de El Pardo. Recogí muchas firmas. También, he pedido que pongan una barandilla en las escaleras de la plaza pero no me hacen caso. ¡Hasta he comprado yo una para ponerla!
  • ¿Qué cree que le hace falta a El Pardo? Limpieza y poda.

Te recomendamos: 

La Pepenúltima

Dentista Almudena Plaza

 

 

 

 

 

Gestoría Juriconsultores Juan A. Gallardo

Ropa de ciclismo

Farmacia La Plaza

 

También te podría gustar...

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies