Un grupo de voluntarios de la Asociación Vecinal de El Pardo, al servicio de los pardeños

El día antes de declararse el estado de alarma, la Asociación Vecinal de El Pardo se puso en marcha para ayudar a los vecinos más vulnerables. Al haber muchas personas mayores en nuestro barrio, la primera atención fue hacia ellas, pero según iban pasando los días y se incrementaban las necesidades, la entidad ha ido prestando su ayuda a todo el que la ha requerido.

En un primer momento, la junta directiva de la asociación contactó vía telefónica y por WhatsApp con gente mayor que vive sola. Lo tuvieron más fácil con sus socios, ya que tienen los números de teléfono. Pero, poco a poco, localizaron al resto. “El Pardo es pequeño y nos conocemos todos. Hablando con unos y otros, pudimos hablar con todos. Les dimos nuestro teléfono para que nos llamaran si necesitaban algo. La tranquilidad de saber que hay gente que les ayuda les alivia bastante”, nos cuenta Bárbara Mira Fernández, la presidenta de la entidad.  

La labor no se quedó ahí. La asociación vecinal creó un ‘grupo de ayuda’ al que se fue incorporando gente que quería echar una mano. “Los que lo integramos vamos a las farmacias y a comprar. Nos ponemos guantes y mascarillas que nos ha hecho una vecina costurera. También, llamamos al centro de salud si algún vecino no se encuentra bien. Con estas tareas, ayudamos a la gente que no puede salir de casa”, explica la presidenta.

Para que todos nos enteráramos de su iniciativa, la junta directiva hizo carteles informativos y los pusieron en las farmacias de Carlota y Maripaz, así como en La tienda de Kike. “Para las farmacias nuestra ayuda está siendo un desahogo. Si necesitan repartir medicinas y están colapsadas, lo hacemos nosotros”, añade Bárbara.

Por otro lado, los voluntarios llaman, cada x días, a hombres y mujeres que viven solos para conocer su estado. También, se han ofrecido a pasear a los perros de las personas mayores.

Hasta hoy, la Asociación Vecinal de El Pardo ha atendido varias peticiones y está en contacto directo con la trabajadora social. “Hemos tenido llamadas de gente preocupada por sus vecinos, al ver que no subían las persianas. Contactando con ellos, supimos que se habían ido a casa de hijos o familiares. También hemos llevado un calefactor a una persona mayor”, comenta la presidenta.

Hace unos días Bárbara recibió la llamada de una mujer que quiere crear un grupo de personas para hacer mascarillas. Le pidió datos y direcciones para enviar las telas. “Por desgracia, en la época en la que estamos sigue habiendo estafas, por lo que me he negado a dar datos personales. A esta persona interesada le he dado mi contacto y yo misma haré las gestiones y recibiré las telas, si es necesario”, nos explica la presidenta.

El apoyo de la Policía Local

La Asociación Vecinal de El Pardo está contando con el apoyo de la Policía Local desde el primer día. Concretamente, trabaja mano a mano con la Oficina Móvil de Atención al Ciudadano que viene al barrio. “Les avisamos cuando hay un caso extremo. Cada dos o tres días, nos llama interesándose por los pardeños. La Policía está muy pendientes de que no haya nadie desatendido”, dice Bárbara.

La asociación ha tenido que enviar a los agentes los datos personales de los voluntarios que hacen los recados. Estos fueron asesorados insistiendo en la obligatoriedad de ir de uno en uno, guardar la distancia de seguridad e ir equipados con guantes y mascarilla.

Teléfono de la Asociación Vecinal de El Pardo para solicitar ayuda u ofrecerse como voluntario: 684 163 140

 Te recomendamos: 

Bar Restaurante ‘La Pepenúltima’

Restaurante Monss

 

 

 

 

 

Dentista Almudena Plaza

Nutricionista Mª Paz Cuesta

 

 

 

 

 

 

Gestoría Juriconsultores Juan A. Gallardo

Farmacia La Plaza

 

 

 

 

 

 

Peluquería Ébano

 

Farmacia Carlota Pastor.

 

 

 

 

 

 

 

La Tienda de Kike

Grupo Gavarren

 

 

 

 

 

Inmobiliaria Memory House

Ropa de ciclismo

También te podría gustar...