¿Cómo era el pardeño del siglo XIX?

De complexión robusta y en extremo saludable. Así describe al pardeño de finales del siglo XIX el libro ‘Real Sitio de El Pardo. Crónica de los pueblos de la provincia de Madrid’, de Manuel Ayala y Raya.

En el capítulo ‘Carácter, usos y costumbres’, el autor habla de los mayores y jóvenes que habitaban en el entonces pueblo. Así, de los primeros señala su aguante y vivacidad. “Llama justamente la atención el ver ancianos de setenta y cuatro a setenta y seis años, que por su estado excelente de agilidad y resistencia parecen jóvenes, pues dan sus largos paseos sin fatiga y resistiendo las inclemencias del tiempo, así como sus trabajos del campo sin molestia alguna”.

En cuanto a los niños, el escritor indica que los de 10 y 12 años “en la temporada de otoño e invierno se pasan todo el día en el campo acompañando a cazadores, y muchas veces cargados con piezas de caza en cantidad que constituyen un peso superior a sus fuerzas y edad, y regresar a la noche a sus hogares tranquilamente”.

 

 Te recomendamos: 

EcoPardo Supermercado ecológico

Restaurante Monss

 

 

 

 

 

Dentista Almudena Plaza

Nutricionista Mª Paz Cuesta

 

 

 

 

 

 

Gestoría Juriconsultores Juan A. Gallardo

Farmacia La Plaza

 

 

 

 

 

 

Peluquería Ébano

 

Farmacia Carlota Pastor.

 

 

 

 

 

 

 

La Tienda de Kike

Grupo Gavarren

 

 

 

 

 

Inmobiliaria Memory House

Ropa de ciclismo

También te podría gustar...