Los ascensores, nuevos vecinos de El Pardo

En los últimos años, se están instalando muchos ascensores en El Pardo. El incremento de la población mayor es la principal razón por la que este elemento sea imprescindible en muchos portales. “Hay que hacer la vida más fácil a nuestros mayores. Muchos llevan años sin poder salir de sus casas porque, por edad o enfermedad, no pueden subir ni bajar escaleras. Hay que darles calidad de vida y ser solidarios para con ellos”, nos dice una vecina.

En la actualidad, en nuestro barrio, hay empadronadas 1.097 personas mayores de 60 años. Cifra que representa el 31,86% de la población de El Pardo.

A día de hoy, hay 14 ascensores instalados, tres pendientes de licencia, dos en construcción y uno, cuya instalación acaba de ser aprobada por la comunidad de vecinos.

De los construidos, los seis más antiguos no cumplen la actual ley de accesibilidad, ya que no paran en todas las plantas y, además, para acceder, hay que usar las escaleras. No obstante, se pueden utilizar. «Hace años, cuando se instalaron esos ascensores, había otra ley. Por ello, no es ilegal que estén», explica un experto a ElPardo.net.

El ascensor del portal 3 de la calle San Cirilo es uno de los últimos instalados en El Pardo.

La instalación de un ascensor en El Pardo cuesta entre 103.000 y 130.000€. El precio es elevado porque, para cumplir con la normativa, en la mayoría de los portales pardeños no sólo hay que hacer la obra del elevador, también una civil. «Se tiene que tirar la escalera entera y hacer un acceso por detrás», nos comentan. En lo que respecta a la duración de la obra, la media está en ocho meses.

Cada uno de los portales que ha optado por instalar un ascensor ha tenido o tiene su idiosincrasia. “El tema de la negativa de los pisos bajos ha sido un hecho en, prácticamente, todas las comunidades. Por otro lado, en una de ellas estuvo a punto de no poder realizarse la obra porque la acera por la que se accede al portal es muy estrecha y tiene una farola que dificulta la construcción de la rampa”, nos comenta una vecina. Volviendo a los bajos, una propietaria nos comenta: «En mi caso, yo no me he opuesto porque entiendo la necesidad de los mayores. No obstante, me gustaría que los vecinos también fueran solidarios que aquellos que no pueden hacer frente al pago de derramas tan altas, como son las de la instalación de ascensores».

Condiciones para su instalación

En lo que respecta a las condiciones que han de cumplirse para poder instalar un ascensor en una comunidad de vecinos, según la Ley de Propiedad Horizontal (LPH), “el acuerdo es válido si se adopta por la mayoría de propietarios (la mitad más uno) pero, además, los que han votado a favor deben ostentar la mayoría (más del 50%) de las cuotas de participación de todo el inmueble”. Sin embargo, si esto no ocurre, existe la opción de aplicar el artículo 10.1.b. «Tendrán carácter obligatorio y no requerirán de acuerdo previo de la Junta de propietarios (…) las obras y actuaciones que resulten necesarias para garantizar los ajustes razonables en materia de accesibilidad universal y, en todo caso, las requeridas a instancia de los propietarios en cuya vivienda o local vivan, trabajen o presten servicios voluntarios, personas con discapacidad, o mayores de setenta años (…) como la instalación de rampas, ascensores (…). El importe repercutido anualmente de las mismas, una vez descontadas las subvenciones o ayudas públicas, no ha de exceder de doce mensualidades ordinarias de gastos comunes. No eliminará el carácter obligatorio de estas obras el hecho de que el resto de su coste, más allá de las citadas mensualidades, sea asumido por quienes las hayan requerido».

En el número 13 de la calle Carlos Morla Lynch han comenzado las obras de la instalación de un ascensor.

Subvenciones

Tanto el Ayuntamiento como la Comunidad de Madrid ofrecen ayudas económicas para la instalación de ascensores.

En lo que respecta al consistorio, su programa de subvenciones se denomina ‘Plan Rehabilita’. Las ayudas que ofrecen pueden ser de hasta el 90% del coste de la instalación del elevador, con un máximo de 10.000 euros por vivienda, y la totalidad del dinero se recibe con carácter anticipado. El plazo para solicitar las ayudas económicas termina el 30 de noviembre, y el de resolución y notificación es de seis meses contados desde el día siguiente a la finalización de dicho plazo. Si quieres leer más información sobre estas subvenciones pincha aquí.

Los vecinos del número 13 de la calle Carlos Morla Lynch son beneficiarios del Plan Rehabilita, .

En lo que respecta a las prestaciones económicas que oferta este año la Comunidad de Madrid para la instalación de ascensores, se denominan ‘Ayudas a la Rehabilitación de Edificios 2021’. Cubren hasta 8.000€ por vivienda, con un máximo del 40% de la inversión subvencionable. Entre los requisitos, se exige que los edificios hayan sido construidos antes de 1996. El plazo para su solicitud ya se ha cerrado. En este enlace podéis informaros sobre estas ayudas.

En la calle Brunete, número 4, se instaló el ascensor hace casi 10 años (imagen de la izquierda). En Avenida Padre Cipriano, 11, (derecha) la obra está prevista que finalice en febrero de 2022.

 Te recomendamos: 

También te podría gustar...

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies