“Mis cuadros tienen alguna influencia de El Pardo. Este lugar tiene un sabor especial”, Miguel Ángel Muñoz Zamora

Miguel Ángel Muñoz Zamora

Hace dos meses María Zamora traía a El Pardo su exposición ‘Endemoniadas’. Ahora le toca a su sobrino Miguel Ángel mostrarnos parte de su obra en  ‘Arquitectura familiar’.  La insistencia de su tía ha hecho que durante mayo conozcamos la muestra de otro Zamora que, aunque vive en Alemania, tiene grabada en su memoria su infancia en El Pardo.

– ¿Qué podemos ver en la exposición ‘Arquitectura familiar’? Son cuadros realizados con collage y óleo, pertenecientes a distintas series y épocas. En unos aparecen interpretaciones de arquitectura y en otros, espacios entorno a mi vida. Las dos temáticas quedan entrelazadas por el momento en que han sido realizadas, el color y la técnica. Por ejemplo, en los cuadros ‘Mesa 1’ y ‘Lucas’; en el primero aparece la atmósfera creada en torno a una mesa; el otro es un retrato de uno de mis hijos. Son temas diferentes pero los dos quedan unidos por el trazo rápido y el color utilizado. Dejo el tema abierto a los que vayan a ver la expo, como si fuera  un juego de enlazar parejas y buscar parecidos entre los cuadros.

–  ¿Por qué titulas la muestra así? ‘Arquitectura familiar ‘es una serie de obras donde hablo de la experiencia de buscar lugares y compartirlos con mi familia. Quizás viene por defecto profesional, siempre desarrollando proyectos de arquitectura, elaborando espacios para vivir y, a la vez, buscando momentos para disfrutar de los míos.

 –  ¿Cuál es tu estilo? A mí me hubiera gustado ser impresionista ¡con esos colores tan maravillosos!, pero para mis amigos hiperrealistas me quedé en un surrealismo con color Pop.  No sé lo que significa, pero es gracioso. Creo que me acerco más a un expresionismo pero no tan intuitivo. La forma aparece algo difusa, es una interpretación personal porque me preocupa más la mancha de color que definir una forma en sí  Uff, si digo un estilo me encasillan, es difícil definirse a sí mismo,  eso lo dejo para los críticos.

–  ¿Por qué has elegido El Pardo para exponer? El Pardo es un lugar importante para mí. No faltaba un fin de semana  para visitar a mis abuelos, para ir al parque del ‘Pino gordo’ a correr, tirar piedras al río y paseos por el monte. Tenía que traer aquí mis cuadros y compartirlo con todos mis conocidos  de El Pardo. Pero tengo que decir que ha sido gracias a mi tía María, que no ha parado hasta conseguirme un hueco para exponer.

– ¿Es tu primera exposición? Llevo varios años presentando mi obra en concursos y exponiendo, bien individualmente o con mi grupo artístico M3. He realizado exposiciones en España como en la Biblioteca Infanta Isabel de Sevilla, Colegio de Arquitectos de Madrid, centros culturales y salas en Cádiz. Ahora he terminado una exposición en el centro de artistas de Speyer (Alemania), bajo el título ‘Raum-Habitación’. He tenido mucho éxito y me hubiera gustado presentar esta exposición en El Pardo pero los cuadros han tenido que viajar hasta Karlsruhe(Alemania) para otra exposición.

 –  ¿Cuándo empezaste a pintar? ¿Por qué y cómo? Empecé pintando en las portadas de los libros que mi padre, profesor universitario, utilizaba en sus clases. Nunca me echó una bronca por ello, más bien me animó y creo que alguno de ellos tiene que estar en alguna estantería. Era bastante pequeño. Luego me tocó en el cole decorar los carteles para anunciar las fiestas. Me regalaron cajas de pinturas y óleos. .. y pintando, pintando decidimos hacer M3: María, Manuel, Miguel Ángel… collage, fotografía y pintura…tres obras dispares, unidas por la experiencia artística y lazo familiar.

 –  Como pintor, ¿qué es lo que más te atrae de El Pardo? ¿Qué pintarías o has pintado de aquí? De El Pardo me atrajo siempre imaginar qué se cocía dentro de Palacio. Imaginaba que saltaba los muros, corría por los jardines y me colaba dentro. Pero me he conformado con visitarlo, hacer algunos bocetos del palacio y sus jardines.  Luego, disfrutar de una tarde en la plaza o dar una vuelta por el monte. Sí, el monte es espectacular, cómo cambia con cada estación, en cada hora del día, ¡cómo huele a pino! Tengo que preparar una nueva serie sobre El Pardo…

– Eres miembro de una familia pardeña, ¿qué recuerdos te trae El Pardo y qué es lo que más te gusta de nuestro barrio? Si, mi familia son los ‘Zamora’, somos una familia bastante grande, la mayoría de mis tíos y primos viven en El Pardo. Sólo tienes que dar una vuelta por la plaza y siempre te encuentras alguno, si no, están en el garaje arreglando algún coche o moto antigua. Lo que gusta de El Pardo que no ha cambiado desde que yo era pequeño es que se ha conservado todo tal cual. Tiene un sabor especial, es algo familiar. Es un lugar pequeño y entrañable donde puedes conocer a toda la gente.

Recuerdos. ¡Tengo tantos y buenos! Algunos los he comentado en la entrevista pero hay muchos más: las fiestas rodeado de conocidos y familiares, subir en bici al Cristo y tirarme cuesta abajo a toda velocidad, jugar en el río y llegar a casa de mi abuela calado en pleno invierno,  ir a la Quinta de expedición…y todo esto conlleva un sinfín de aventuras.

– Ahora vives en Alemania, ¿hay algún lugar de allí que te recuerde a El Pardo? Ahora vivo entre Alemania y España. Estoy trabajando como arquitecto y presentando mis cuadros en Alemania. Las exposiciones están teniendo mucho éxito, dicen en las críticas que les he traído la alegría y el color de España. Creo que también mis cuadros tienen alguna influencia de El Pardo porque uno cuando está fuera tira con más fuerza de sus recuerdos, vivencias y su patria.

 
Para enterarte de todo lo que pasa referente a El Pardo cada día sigue a ElPardo.net en Facebook y Twitter: 

El Pardo Real Sitio


También te podría gustar...

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies