El sol y la alegría de los romeros brillaron en la Romería de San Eugenio de El Pardo

En 1994, se recuperó una fiesta popular pardeña que había desparecido durante 63 años: la Romería de San Eugenio. Desde aquella fecha y hasta el año pasado, cuando una intensa lluvia impidió su celebración, esta tradición se había festejado ininterrumpidamente. Aquel día lluvioso fue una jornada triste para los romeros, ya que no pudieron acompañar al santo en romería como lo llevaban haciendo durante 21 años. No obstante, pusieron la esperanza en un soleado día de noviembre de 2017.

Y este día llegó ayer. Dos años después, romeros de todos los rinconces de Madrid volvieron a citarse en El Pardo para celebrar la Romería de San Eugenio. A las 11h. de la mañana, vestidos con trajes tradicionales castellanos, comenzaron a tocar las dulzainas y a bailar en corro. Con su alegría, dieron por inciado su gran día.

Como todos los años, esta romería comenzó con el discurso de un pregonero y este año el elegido fue Aure J. del Rey González.

Durante mucho tiempo, este hombre se subió al templete del Parque de la Mar Océana como vocero de la romería, pero ayer cambió su papel. Después de ser presentado como “persona enraizada en el alma de Madrid y un castizo de armas tomar”, recordó el momento en el que le pidió a José Gabriel Astudillo, “el guardián de las romerías”, como le definió, encontrar a alguien que diera el pregón. “Al cabo de unos días me sorprendió con su propuesta. Viéndome aquí, podéis imaginar cuál fue su respuesta y mi sorpresa”, dijo.

El pregonero recordó a los aistentes el origen de la Romería de San Eugenio, su continuidad y desaparición. “Desde 1902 hasta 1918, los madrileños pudieron asistir viajando en una llamada maquinilla o tranvía de vapor a celebrar la romería. Estuvo desparecida durante 63 años y se recuperó en 1994 gracias al entusiasmo del entonces concejal José Gabriel Astudillo y al Foro de Asociaciones Madrileñistas, actualmente formado por la Peña Castiza El Madroño, la Agrupación de Madrileños y de Amigos Los Castizos, El Orgullo de Madrid, De Madrid al Cielo, Los Chisperos de Arganzuela y Magerit Dulzaina Viva, así como a la colaboración de la Cofradía de San Eugenio de El Pardo”, explicó.

A continuación, Aure definió a la fiesta pardeña como “una de las tradiciones más arraigadas y populares de El Pardo”, y recordó a los pregoneros de años pasados. “El primero fue el cronista de la Villa, Ángel del Río. También ha habido periodistas, artistas del espectáculo y pardeñas, como la cofrade Araceli Martín y MªCarmen y Virginia Delgado Montejo, fundadoras de ElPardo.net. A todos ellos y ellas, mi agradecimiento y seguro que también el vuestro”, manifestó.

El pregonero tuvo, además, un recuerdo para las monjitas de El Pardo, quienes custodian la imagen de San Eugenio  en su convento. “Hace dos años se anunció que  cerrarían sus puertas en breve. Puede que haya sido el santo quien haya logrado que, de momento, esto no ocurra y un año más podamos ir a su puerta a pedir la imagen”, dijo.

Durante su pregón, Aure no se olvidó de su familia y subrayó lo contento que estaba de que le acompañaran y siguieran con la tradición. Después de dedicar a sus hijas mellizas el pregón, animó a los romeros a que trabajaran para que nunca decaigan las tradiciones. “Os animo a todos a que si en vuestro primer proyecto no habéis conseguido que vuestros propios hijos sigan las tradiciones, comencéis otros con el resto de personas de vuestro entorno, jóvenes a ser posible, como ya está haciendo la Cofradía de San Eugenio. Así, entre todos, podremos seguir trabajando con ánimo para que nunca decaiga nuestra ilusión y nuestro afán por seguir conservando nuestras tradiciones”, subrayó.

Antes de concluir, el pregonero interpretó, junto a  la Asociación Cultural de Música y Danza Castellana ‘Arravel’, la Jota del Romero de San Eugenio, cuya letra adaptó a la romería pardeña. Después se despidió con el deseo de “seguir voceando muchos años”. (Pincha aquí o en la imagen para ver el Vídeo de la ‘Jota del Romero de San Eugenio’)

Vídeo

Finalizado el pregón, Aure J. del Rey González fue nombrado Romero Mayor aunque no se le entregó el tradicional sombrero chambergo y la vara ya que ya cuenta con ellos, por ello donó su importe a las monjitas de El Pardo. A continuación, los romeros acudieron al Convento de las Madres Concepcionistas Franciscas para recoger el santo. Allí, hubo una trifulca ficticia entre ellos y los cofrades pardeños.

    

    

Finalmente, San Eugenio salió en procesión hacia el Convento del Cristo acompañado del sonido de las dulzainas y los bailes de los romeros. En un encinar cercano al Convento del Cristo se ofició una misa de campaña y se repartió migas y sangría, gracias a la colaboración de la Junta Municipal Fuencarral-El Pardo. La jornada concluyó con más bailes, juegos populares y la devolución del santo al convento de las monjitas.

    

Aquí podéis ver todas las fotos de la Romería de San Eugenio 2017:

Noticias relacionadas:

Concurso de fotos de la Romería de San Eugenio

El domingo 19 de noviembre se celebra la Romería de San Eugenio en El Pardo

Origen de la Romería de San Eugenio

La Romería de San Eugenio 2015, un homenaje a las monjitas de El Pardo

 

 

Te recomendamos: 

Dream Time

La Pepenúltima

 

 

 

 

 

 

 

Dentista Almudena Plaza

Gabinete Pedagógico

 

 

 

 

También te podría gustar...